Ya tengo los prismáticos

Hace un tiempo os comentaba que quería comprarme unos prismáticos y tenía dudas entre los Prismáticos Ultralyt FB 10×60 ZCF y los Celestron 12×60. Bien al final me he decidido por los Ultralyt y sin lugar a dudas ha sido una elección muy acertado. El precio es un poco elevado pero vale la pena. Acostumbrado a observar el cielo con unos 8×40 donde la nebulosa de Orión apenas se podía apreciar, con los nuevos se pueden apreciar muchos más detalles. Son bastante más luminosos que los 8×40, y no hay ningún tipo de aberración aparente. En fin ha sido una muy buena compra, si alguien está pensando en comprarse unos buenos prismáticos, que no lo dude, con los Ultralyt es un acierto seguro.

Anuncios

Historia de las constelaciones

Más o menos todos sabemos que es una constelación, pero ¿sabes cuál es su origen? ¿cuando se inventaron? ¿quién las inventó? ¿por qué tienen la forma que tienen? En Cuaderno de bitácora estelar Benjamín Montesinos da respuesta a estas preguntas y algunas más. Sin duda un artículo más que recomendable.

El cielo con prismáticos

Llevo ya algún tiempo buscando unos buenos prismáticos, y cuando digo buenos, no me refiero a que tengan muchos aumentos ni nada por el estilo, busco sobre todo luminosidad y calidad óptica. Para ver detalles de la luna, planetas, galaxias y nebulosas ya tengo mi reflector de 150.
Las opciones que estoy barajando son: la primera (y más probable) se trata de unos Prismáticos Ultralyt FB 10×60 ZCF por 142.95 € que son la versión europea de los Oberwerk. Desde luego la relación calidad precio es muy buena, ya que llevan prismas porro bak4 sobredimensionados, para evitar el viñeteo, son Fully Broadband Multicoated, es decir, llevan tratamiento en cada una de las capas y están nitrogenados, que evita que se empañen por dentro. Tal vez el único pero que le pongo a estos prismáticos es la mecénica que parece un poco floja, si al final los compro ya os contaré.
En segundo lugar están los Celestron 12×60 por 90 € que según cuentan en Asociación Hubble están dando muy buenos resultados. Celestron es sin duda una marca de prestigio dentro de la astronomía lo que no me termina de convencer son los 12 aumentos, aunque parezca una tontería, la diferencia se nota cuando se quiere observar el cielo sin trípode. Si con 10 aumentos a pulso ya tiemblan, con 12 se hace ya casi obligatorio el trípode. También he estado mirando los Cestron 15×70 por 115 € pero 15 aumentos es totalmente obligatorio el trípode, ya que con el “tembleque” sólo se ven rayas en lugar de estrellas.
Los Ultralyt son más luminosos ya que tienen una pupila de salida de 6mm frente a 5mm que tienen los Celestron. Aunque donde voy a hacer las observaciones tampoco tiene las condiciones ideales de luminosidad para poder apreciar la diferencia entre 5 y 6, preferiría comprarlos de 6 para cuando haga salidas al monte poder captar más detalles. El ojo del ser humano no puede captar detalles más allá de pupilas de 7 mm, y sólo algunas personas jóvenes, más bien niños, pueden llegar a los detalles de 7 mm. Es por ello que ni me he planteado la opción de unos 8×60. Por cierto por si alguien no lo sabe la pupila de salida se calcula dividiendo el diámetro del objetivo por el número de aumentos, en el último caso sería una pupila de 7,5 mm que es totalmente inútil, ya que lo único que se consigue con eso es aclarar demasiado el cielo.
En fin, lo consultaré con la almohada y ya os contaré como ha ido la cosa.